lituma Martes, 6 diciembre 2016

En defensa de Fiorella Cayo

fiorella-cayo-sobre-el-gran-sh-jpg_700x0

Fotografía de Ojo

La teóloga Fiorella Cayo y la religión fujimorista se abrazan ardorosamente. Parece broma, pero en el último mitin de Fujimori, las señoras llevaban estampitas de Kenji y medallitas de Keiko. La líder fujimorista, además de saber que la política es religión, aquella vez lanzó una ráfaga contra los depresivos. Ahora Fiorella Cayo va tras los quejosos.

La misa de Fiorella Cayo es una mezcla de  “Diálogos de fe” y venta de FuXion para emprendedores. Una señora pobre escarba en la basura, es recicladora, y Fiorella Cayo la alienta por su espíritu emprendedor. «Te felicito. Porque tú no te quedas quejándote y hablando mal del otro que sí tiene. Tú no te quejas de la vida, tú sales y haces, y lo logras. Y sacas a tu familia adelante. Porque me contó que tenía muchos hijos».

  • 1) Malpensados

Fiorella Cayo tutea a la señora no porque la sienta inferior ni ella sea gamonal. Es un gesto de igualdad y trato digno, de tú a tú, sin esa compasión caviar que tanto daño le hace al país.

  • 2) Sin novedad en el frente

El catolicismo de derecha siempre ha dicho las palabras de Fiorella Cayo, ella simplemente ya no nombra a Dios: ¡es budista!

Si los crucifijos de los conservadores decían que Dios estaba más presente en el sufrimiento y la pobreza, en la desnutrición y la enfermedad, entones Fiorella tiene razón. Su exhortación va inspirada en la película “Siete semillas” y en el budismo chic de Barranco.

  • 3) Papa Francisco versus Fiorella Cayo

El editorial de hoy de Le monde diplomatique, enfatiza las ideas del Papa Francisco sobre la necesidad de un trabajo digno para los excluidos del mercado laboral. Jorge Mario Bergoglio se inspira en una teología con los pies en la tierra. En lugar de los dogmas que abraza Luis Fernando Figari, en lugar de las persecuciones delirantes contra los gay, en lugar de ver como enemigos a los ateos, el Papa actual representa un poco de aire limpio en la Iglesia. La piedra de la pedofilia lo está aplastando, pero es innegable sus luchas a favor de esa señora que recoge la basura para alimentar a sus hijos, así como su crítica a la cultura de los implantes cosméticos y cirugías estéticas.

¿Será una herejía imaginar al Papa viendo “Reyes del Show”? ¿Cómo reaccionaría el hombre que, indignado, ha escrito que la humanidad está en bancarrota toda vez que no hay ni una milésima de dinero para salvar a los hermanos que sufren? Dice el Papa:

«Mientras no se resuelvan radicalmente los problemas de los pobres, renunciando a la autonomía absoluta de los mercados y de la especulación financiera y atacando las causas estructurales de la inequidad, no se resolverán los problemas del mundo. La inequidad es raíz de los males sociales»[1]

O sea, el Papa pide luchar por la justicia social y no aplaudir a una mujer que repta sobre una montaña inmunda de basura. Fiorella Cayo, sin embargo, puede ser una ratona de biblioteca con argumentos anticlericales y hasta una sutil agnóstica y por ello en su arenga de poder Dios está ausente.

  • 4) Aguardiente para pobres

El opio de Cipriani y la filosofía del emprendimiento (¡No te quejes, lucha tú sola y come de la basura!) transforman un defecto en virtud, un vejamen en santidad, lo oneroso en triunfo, la degradación en éxito.

Pero quizá Fiorella Cayo ha sido sólo transparente. Sólo se aplaude una montaña de basura y miseria desde la montaña de mugre de la televisión peruana.


[1] Francisco, Sumo Pontífice. Evangelii Gaudium. Sobre el anuncio del evangelio en el mundo actual. Exhortación apostólica. Lima: Asociación Hijas de San Pablo, 2003. Epígrafe 202, p. 160.
Secured By miniOrange